Alimentos y Bebidas, Químicos, Textiles y Confecciones, y Automotriz.

Los tiempos de inactividad son mínimos gracias a la rápida instalación. La operación vuelve a estar en funcionamiento en muy poco tiempo, ahorrando a partir del mismo día entre un 10% y un 32% en costos por consumo de agua.